Medicina Biorregenerativa

Medicina Biorregenerativa.


Dr. Alexandre Tarragó
www.clinicaveterinariasagradafamilia.com
www.fundaciongarciacugat.es

 

Cuando hablamos del trasplante de células madre mesénquimales, cuando hablamos de medicina regenerativa, cuando hablamos de factores de crecimiento de PRP, cuando hablamos de salvar una articulación sin recurrir a cirugías muy destructivas traumáticas agresivas o aplicando prótesis en sustitución de la articulación, nos cuesta entenderlo incluso creerlo, y es comprensible y puedo entenderlo perfectamente.
La bibliografía, los artículos la prensa la televisión, nos han bombardeado con imágenes y relatos de técnicas prótesis etc., y como es lógico como neófitos en la materia hemos de creerlo, si el traumatólogo nos aconseja una prótesis, o nos indica que nuestro animal tiene una OA osteoartrosis o artrosis crónica debido a cualquier de los modelos que pueden producirla, nos lo creemos, antiinflamatorios, cada vez más potentes más sofisticados todos con alguna /algunas contraindicaciones, que en ocasiones se hacen intolerables para el organismo.

Difícil ¿no?. Y ahora viene uno y nos dice que podríamos intentar aplicar factores de crecimiento, (le sacaremos sangre en ayunas, la centrifugaremos de una forma especial, y una parte del centrifugado, donde está la mayor concentración plaquetaria, se la aplicaremos a la articulación mediante una artrocentesis). Me imagino el que no ha oído hablar nunca de nada, la cara que le queda. Me han dicho que mi perro tiene una artrosis y que con el tiempo no podremos hacer nada, y ahora viene un “brujo, (un chamán un alucinado), y me cuenta que con una historia de sangre o no se que, se la ponen en la articulación y va mejor.
O peor, su animal es susceptible de aplicarle un trasplante de células madre mesénquimales (células madre extraídas de la grasa).
Y que este procedimiento hará que, en unos meses, se forme una nueva articulación, que en un caso de displasia de cadera, las cabezas de fémur queden dentro de un nuevo acetábulo que se formará.

Cuando se inició esta andadura, y con la tesis de la Dra. Belén Cuervo (profesora del departamento de cirugía de la Facultad de Veterinaria de Valencia CEU). En un principio siempre pensé que las células madre mesénquimales actuarían de una forma positiva en la reparación de los defectos en el cartílago, ya teníamos la referencia de los factores de crecimiento, pero intuía o deseaba que su efecto fuera más allá, y que tuviese la capacidad de construir de edificar de remodelar reestructurar y reconstruir una nueva articulación (en todos los casos de displasia tratados. La formación del NIDO), y así ha sido nuestro “sueño deseo” se ha cumplido y podemos utilizar estas terapias en reparar y reconstruir remodelando.
Me gustaría intentar explicar de una forma muy gráfica cual es el proceso. No entrare en biología ni en bioquímica ni en histología, intentare explicarme gráficamente y de una forma inteligible para todos aquellos que no tienen conceptos médicos importantes.
Las terapias la medicina las técnicas las posibilidades de tratamiento han de ser inteligibles comprensibles por todo el mundo, ya que los problemas no son selectivos, por lo tanto, me explicare para todo el mundo.

¿Qué sucede en un proceso artrósico?
El cartílago desaparece de una forma progresiva, se rompe se inflama la articulación, y acaban rozando hueso con hueso, el cartílago es que amortigua todos los impactos grandes (deportes) normales andar subir bajar llevar una bolsa de la compra trabajos mil. Y/o micromovimientos que hacemos al dormir, al descansar, etc.
Hasta ahora creíamos que el cartílago no se podía regenerar, sus células no se reproducen, con lo cual desaparecen.
Lo que llaman procesos condrales son perdidas de cartílago que hacen que el hueso quede expuesto y por contacto presión o impacto duela. Por eso en general si estamos quietos no duele, pero al mover la articulación es cuando empieza a doler cojeamos o acortamos nuestros paseos y reducimos nuestra movilidad.
El dolor puede matar. Es muy drástica esta aseveración, pero es así. Todos tenemos un umbral (capacidad) de dolor, pero la convivencia con el dolor cambia nuestros hábitos, costumbres funcionalidad y por último agría el carácter haciéndonos mas irritables, poco condescendientes, e incluso agresivos.

 

Voy a exponer un caso que creo que gráficamente es muy explícito.

Se trata de un perro tipo E. Breton, fallecido a los 15 años, apareció a la consulta cuando tenía casi 10 años, con un proceso artrósico en la rodilla izquierda a consecuencia de una intervención de sustitución del ligamento cruzado anterior que le habían realizado cuando tenía tres años.
En la exploración se observó una rodilla inflamada, caliente con una pérdida importante de masa muscular en cuádriceps e isquios.
Perdida de movimiento en flexión y extensión. El CIR (centro instantáneo de rotación, medida que se utiliza para valorar el movimiento de rotación de la rodilla) desaparecido, no había congruencia articular (distancia o equidistancia que debe existir entre las dos partes de la articulación, al igual que la interlinea articular estaba inexistente.
El líquido sinovial, su citología nos daba la imagen de un proceso hemorrágico inflamatorio.

 

En la visión lateral y ventro dorsal de la rodilla, podemos apreciar el deterioro de la articulación la presencia de osteofitos y
de incongruencias articulares que dificultan el estado de la articulación y su funcionalidad.

 

El día 0 es el día del trasplante de las Células Madre Mesénquimales.

 

Previamente se ha realizado una artroscopia para limpiar la articulación y retirar mediante formas manuales o por aspiración todos los restos de cartílago y de sinovitis inflamatoria. Una vez limpia la articulación y después de unos días a fin de dejar la articulación en descanso aplicamos por artrocentesis (punción en articulación).

Ácido Hialurónico + factores de crecimiento + células madre mesénquimales.

Ácido Hialurónico, es una sustancia visco elástica cuya finalidad es recubrir toda la articulación (hace el efecto de la base de arena al poner parquet en un suelo).

Factores de crecimiento, los factores siempre van a las zonas afectadas por la pérdida de cartílago y lo recubren, en este sentido su actuación o su presencia hace de andamiaje para que se puedan subir y depositar las Células madre.

Células madre mesénquimales, ¿porque mesénquimales?, las células madre mesénquimales, son ateratógenas (no pueden producir ninguna alteración), tienen una gran capacidad de réplica (copian) y funcionan de una forma continua hasta la muerte del animal.

 

 

En la revisión a los tres meses de la aplicación, el propietario nos comenta que el animal apoya continuamente la extremidad que corre juega e interactúa con otros perros y ya no manifiesta dolor ni recelo, ha modificado su carácter.
Si no hay dolor hay función, y el animal interactúa.
Convivencia positiva propietario animal y con otros animales vida normal.

A la manipulación, vemos que ha aumentado un 20% la masa muscular, y la flexión extensión han aumentado el grado sin llegar a la normalidad.
Radiológicamente. apreciamos una articulación más expedita, más limpia, no hay inflamación ni dolor al presionarla ni manipularla.
Se empieza a ver una línea de congruencia mucho más marcada.

Solo con tres meses de tratamiento, en un animal de 10 años y con una patología muy grave, hemos podido conseguir no tener DOLOR, y aumentar su funcionalidad, creando una calidad de vida que no tenía, y algo muy importante la satisfacción y esperanza del propietario de continuidad en la compañía de su mascota.

 

 

A los seis meses de la aplicación, el propietario ya da el tratamiento por acabado, viendo cual es la respuesta del animal: corre, juega, apoya siempre la extremidad, participa y provoca el juego, sube y baja escaleras del coche y está feliz.

En la exploración clínica la masa muscular esta igual o incluso un poco superior de la extremidad no afectada.
La flexión y extensión sin dolor alguna restricción que difícilmente podremos recuperar, funcionalidad correcta sin ningún problema.
La articulación no está inflamada, no hay dolor al presionarla ni al manipularla.

Radiológicamente hay cambios significativos, línea interarticular manifiesta, congruencia normal habiéndose recuperado la función del CIR, se puede intuir una neo formación en forma de nido reestructuración y reconstrucción articular. Y remodelación en general de la zona articular lo que definimos como las tres RRR.
Y el nido lo describiremos en las muestras anatómicas.

 

 

Al año del tratamiento la imagen ha cambiado radicalmente.
La satisfacción del propietario es muy buena, está totalmente satisfecho del resultado de la terapia, y nos comenta “si se lo podrían hacer a él en su rodilla.”.

La manipulación es normal, no se queja ni en la hiperflexión ni en hiperextensión, rotación interna y externa sin molestias.
Articulación sin inflamación totalmente sin dolor.
Si observamos las radiografías, apreciamos un aumento en el contorno articular que circuncida toda la articulación. RRR que habíamos hablado, y formación de NIDO que ahora comentaremos con detenimiento.

 

 

A los 18 meses pocos cambios quizás algo mas congruencia y recubrimiento perimetral.

 

(a)

 

(b)                                                      (c)         

 

A los dos años, podemos observar cambios sustanciales en las radiografías.

Una congruencia perfecta, indica que el deslizamiento de los cóndilos femorales sobre la tibia es correcto, ya que la equidistancia así lo indica.
La línea interarticular esta muy bien definida.

En la tibia en la figura (c) apreciamos en la zona dorso caudal un crecimiento en forma de punta o cuña, que no aprecia en las radiografías anteriores, esto equivale al NIDO, crecimiento exagerado de los bordes de la articulación para incluir y compactar en un ambiente favorable los elementos de roce o deslizamiento, como apreciaremos en las muestras anatómicas.

 

 

A los cuatro años y medio después de la aplicación, la actividad del trasplante no ha cesado, continúa de una forma constante (machacona) ha ido reconstruyendo, remodelando y reestructurando la articulación RRR, y ha formado totalmente el NIDO, que nosotros comparamos a un nido de cigüeña, que cada año cuando regresa la pareja lo reconstruyen y acondicionan, formado por una parte externa basta grosera y muy resistente, y una parte interna muy mullida estable y acogedora, en nuestro caso lisa y libre de restos de cartílago para que el deslizamiento sea fácil y la absorción del impacto sea correspondiente a la intensidad del mismo absorbiéndolo sin problemas ni perjudicando a la articulación.

A los pocos meses de estas radiografías nuestro amigo entro en un estado de perdida de cognitividad muy agudo, y en el estado que se encontraba decidimos de común acuerdo con propietario dormirlo para poder darle un correcto y respetuoso descanso.
A petición nuestra, el propietario tuvo la gran generosidad de permitirnos estudiar la articulación.
El poder avanzar en cualquier terapia pasa por la observación el estudio y los análisis postmortem, podemos valorar de una forma exacta cual es el estado de la articulación.

Macroscópicamente obtuvimos las siguientes imágenes que pasaremos a comentar.

 

 

En estas dos imágenes macroscópicas podemos observar el NIDO, estructura circular cóncava que se ha producido en las dos zonas donde los cóndilos femorales se apoyan sobre los meniscos (inexistentes o incluidos dentro de la neoformación de tejido), ambos cóndilos se apoyan sobre estas estructuras deslizándose y desplazándose de una forma totalmente lisa y fácil sin rugosidades ni elementos ajenos a la articulación.
Tenemos un centro o zona de confort y unos laterales mas bastos y mas resistente, pero que se encuentra fuera de la zona de la articulación. Al mismo tiempo refuerzan y compactan la articulación, permitiendo la mejor absorción de los impactos que sufre la misma.

 

 

La rótula esta totalmente rodeada por una estructura de células madre mesenquimales que convierten a este elemento fundamental de la articulación de la rodilla y que hace que el movimiento del cuádriceps femoral se deslice de una forma no agresiva entre los cóndilos femorales.
La artrosis condilar afecta a la zona ventral de la rotula destrozando su cartílago y haciendo difícil y doloroso su desplazamiento, con lo que se incrementa la artrosis.
De esta manera solucionamos totalmente las posibles patelopatías o lesiones rotulianas.

 

(a)

 

(b)

 

En la posición ventro-dorsal de la extremidad distal del fémur vemos los dos cóndilos el lateral y el medial totalmente redondeados con superficies totalmente lisas.
Tanto en la imagen (a) como en la (b) en el lado izquierdo vemos de un color mas amarillento unas formaciones de tejido, de aspecto consistente y fuerte, que corresponde a la base del NIDO que ya hemos comentado.

 

 

 

Continuará...